Pere Portabella i Ràfols.—Trayectoria filmográfica. El maestro cumple 91 años.

Resultado de imagen de informe general II PORTABELLA

PERE PORTABELLA (Figueres, Girona, Catalunya (11 de febrero de 1927 –)
Cineasta vanguardista, explorador y transgresor de los límites de la representación fílmica. Comprometido con las libertades democráticas del ser humano.

Un(I).- No Compteu Amb Els Dits (No cuentes con los dedos de la mano) 1967
Ópera prima |”Derrotado… pero no vencido”.

no compteu amb els dits, 1967.jpg

Dues (II).- Nocturn 29 (Nocturno 29) 1968
Antiburgués | Las evocaciones de Antonioni, Bergman o Buñuel.

nocturno-29.jpg

Tres (III).- PREMIOS NACIONALES (1969)
Cortometraje | Pintura

Sigue leyendo

Anuncios

San Francisco de Asís. Pintura y cine.

SAN FRANCISCO DE ASÍS
 Diácono y fundador de la Orden Franciscana: Siglo XII

I.-TRÁNSITO DE SAN FRANCISCO. José Benlliure Gil
Il poverello di Assisi. Enrico Guazzoni (Italia, 1911)
II.-Frate Sole. Ugo Falena y Mario Corsi (Italia, 1918) Fotograma detalle

Sigue leyendo

Rheinhart Kleiner vs. Howard Phillips Lovecraft: Una correspondencia epistolar cinematográficamente desafiante.

Resultado de imagen de rheinhart kleinerHoward Phillips Lovecraft (right) con Rheinhart Kleiner, en frente de la residencia de Howard en Angell Street, Providence, en el verano de 1919.
   Cuando en 1915 Rheinhart Kleiner escribió To Mary of the Movies, H.P. Lovecraft le respondió con la misiva de otro poema titulado To Charlie of the Comics. De este modo, ambas personalidades, inquietas complejas, prosiguieron su intensa y prolongada relación epistolar con la escritura de un poema de idéntica estructura métrica: cuatro estrofas de versos de arte menor.

… Aquel día (o noche) de inspiración y mente agitada, en la cercanía del otoño, la musa y el muso de nuestros dos poetas se anclaron en dos true ‘stars’: los admirados Mary Pickford y Charles Chaplin. 

Sigue leyendo

Война и мир (Guerra y Paz) 1965-67, I | El héroe despojado de falsos oropeles.

Resultado de imagen de voyna i mir 1968 BONDARCHUK bezukov

    —Andréi, quiero bendecirte con esta medalla. Prométeme que no te la quitarás nunca… ¿Lo prometes?
   —Si no pesa tanto que me tire del cuello… Lo haré por complacerte —dijo el príncipe, pero lamentó inmediatamente haberlo dicho al ver el efecto que había causado en su hermana aquella broma-. Me agrada mucho, querida hermana, me agrada mucho-añadió.
   —A pesar tuyo te salvará, te concederá su divina gracia y conducirá a Él ya que solamente en Él se halla la verdad y la paz— continuó la princesa con voz temblorosa por la emoción mostrando entre las dos manos ante su hermano con gesto solemne una antigua medalla de Jesucristo con el rostro ennegrecido grabado en plata y sujeta a una cadena primorosamente cincelada. (p.118)

Resultado de imagen de voyna i mir  andrei

   El príncipe Andréi cogió de nuevo la bandera y arrastrándola por el asta continuó corriendo con el batallón por delante. (…). Oía por encima el silbar de las balas y soldados que caían sin cesar a derecha e izquierda, lanzando gemidos de dolor.

sky film stills Leo Tolstoy War and Peace Sergei Bondarchuk screenshots part 4

   —Qué silencio, qué paz y qué majestad. Esto no es como cuando corría con la bandera—pensaba el príncipe Andréi-. Cuando corría, nos estábamos batiendo, gritábamos igual que cuando el francés y el artillero furiosos se disputaban el escobillón. No es como ahora que las nubes pasan por el cielo infinito. ¿Cómo es que no había visto este cielo hasta ahora? Qué feliz me siento de verlo. ¡Sí! Todo es vanidad, todo mentira fuera de ese cielo infinito. No hay más realidad que ésa. No hay nada a excepción de ese cielo inmenso. ¡Loado sea Dios!

Imagen relacionada

      —Que avancen las de reserva—ordenó Napoleón, y después de caminar unos pasos se detuvo ante el príncipe Andréi, tendido de espaldas, con el asta de la bandera abandonada a su lado, ya que la bandera se la habían llevado ya los franceses como trofeo.
   —¡Gloriosa muerte!— comentó Napoleón mirando a Bolkonski.
   El príncipe Andréi comprendió que se trataba de él y que era Napoleón quien hablaba, al oírle llamar Majestad aunque solamente lo oyó como un débil murmullo. (…). La cabeza le ardía. Sentía que se estaba desangrando y veía por encima el cielo lejano en lo alto. Sabía que era Napoleón, su héroe, pero en aquel instante le parecía pequeño, tan diminuto en comparación con lo que pasaba en el interior del alma y en aquel cielo infinito recorrido por ligeras nubes. (p.318)

Guerra y paz, de Lev Tolstói. Primera edición, 1969. Ediciones Zeus, Barcelona.

Voyna i mir (1966, Sergei Bondarchuk)

 

Fotografía | Memoria cinematográfica.

“PORQUE LA VIDA PASA, PERO LA IMAGEN QUEDA.”
(don Santiago Ramón y Cajal)
Wim Wenders: Western World, Near Four Corners, California. | «Paris, Texas» , 1984.

QUIEN mire esas fotos siente que te gusta lo frontal y la pintura lisa. ¿Es para tí esa frontalidad una manera de sacralizar las fotografías, de sustraerlas al fluir del tiempo, a lo anecdótico?

     Sí, es cierto. A decir verdad las cosas no conocen el tiempo, soy yo quien lo conoce, simplemente porque llego y me marcho. Pues bien, ante las cosas, las casas, los paisajes, la mirada frontal es también la mirada en la que me siento más ausente y, al mismo tiempo, más unido a lo que está ahí. En el Oeste el horizonte es algo tan presente, tan constantemente dominante, mucho más que en las ciudades… Hágase lo que se haga, el horizonte está ahí y corta la foto en dos partes, y todos los objetos encuentran su lugar gracias al horizonte porque la perspectiva conduce todas las líneas hacia éste. Si el eje de la mirada no es frontal, si se toma otro ángulo, el objeto se despega de su horizonte y ello daña a los ojos y a los objetos. Además, en el Oeste americano todo lo que el hombre ha construido es sobremanera teatral. Una vez que nos hallamos en un paisaje abierto, la mirada frontal es en cierto modo la única posible porque cualquier otra cosa de mirar, con un ángulo— lateral, de arriba o de abajo— equivale a separar un objeto de su medio ambiente. Con la frontalidad las cosas conservan su identidad; con un ángulo la pierden. El ángulo designa al fotógrafo.

Fotografía | Memoria cinematográfica, I.

Preservar lo que va a desaparecer. Fgto. Entrevista de Wim Wenders con Alain Bergala. Revista El Correo de la Unesco, Abril 1988, p.7.

¡Ay, linternita mágica! Películas en las que se deja ver.

Para convencerte no necesito sino enseñarte los cuadros de mi linterna mágica. Abre los ojos y mira bien.| Fgto. Las dos vengadoras. Cuento de doña Emilia Pardo y Bazán.
La linterna magica 1903.jpgLe lanterne magique (La linterna mágica)
George Méliès (FRA, 1903) Cortometraje
étienne-gaspard-robertMémoires récréatifs, scientifiques et anecdotiques (1831) | E.G. Robertson
Las paredes eran como de carbonería, y en ciertos puntos habían recibido bofetadas de cal, por lo que resultaba un claro-oscuro muy fantástico. Creeríase que andaban espectros por allí, o al menos sombras de linterna mágica. | Fgto. Fortunata y Jacinta (1887), de don Benito Pérez y Galdós.

Sigue leyendo