«El jinete pálido».

el jinete pálido plegaria3.jpg

«Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía…».

LA COMPAÑÍA MINERA HIDRÁULICA de LaHood & son daña la tierra a través de sus interminables tuberías que circulan por la pendiente. Mientras el agua va descendiendo, su velocidad y presión aumentan al pasar por la estrechez de los conductos. La presión de las aguas expulsadas por las bombas hidráulicas arrancan la grava del despeñadero destruyéndolo todo a su paso. Su acción es implacable, ensordecedora. Todavía sigo sintiendo la furia de las aguas… Aquel equipo manipulado por la acción humana agrede la Naturaleza, igual que LaHood (padre) el espíritu de los hombres, extendiendo su insaciable poder por toda la vasta región. Y el mineral se agota. Los recursos de la tierra son llevados al extremo. Pale rider (1985) se abre con la llegada de una banda de secuases que arrasan el campamento minero de Carbon Canyon, la única espina de filón dorado, la explotación más codiciada por el poderoso terrateniente local. Y los desprotegidos colonos, buscadores del preciado mineral, malviven acostumbrados a la coacción y amenaza ejercida por los hombres del tirano. 

Resultado de imagen de pale rider 1985

Abandonar el campamento para ir a la ciudad a comprar provisiones supone una travesía larga y peligrosa una vez llegas a tu destino. En la ciudad, la cobardía queda más acentuada que en las altas montañas nevadas: retrata un paraje inhóspito, desolado y cobarde, una óptica desde el cristal que reflejan las “naturalezas” y su imponente y gélida temperatura en el crudo invierno. Para una mirada más certera e incisiva sobre la cobardía y el complejo del vasallaje en el salvaje Oeste de Norteamérica habrá que alejarse de este jinete, acercarse a las orillas de un lago y ver desde la calurosa lejanía a todo un poblado pintado de rojo, lo que nos lleva a retroceder a la anterior obra protagonizada y dirigida por Clint Eastwood: High Plains Drafter (Infierno de cobardes, 1972). Aunque quizá no haya que alejarse tanto de él. Pero prosigamos con este western invernal y fantasmal que es El jinete pálido, sensiblemente hierático, increíble en su epílogo y bíblicamente invocador (evocado y sellado).
el jinete pálido buscadores.jpg

La búsqueda de oro y sus utensilios: sobre una artesa se echaban paletadas de grava que se lavaba con agua para aislar las pepitas. Es la primigenia ingeniería humana en su estado más puro.

Los FORTY-NINERS CALIFORNIANOS, o buscadores de oro todavía en la miseria, fueron los que instalaron los primeros campamentos en las tierras de Colorado, Nevada, o Montana. La población que se asienta en Carbon Canyon (una exploración de la América fundacional y primitiva) está desprovista de su condición verdadera y violenta, extrema y libertina, a favor de un conservadurismo formal, muy idealizado y sugestivo. Una mirada “inocente”, la otra cara de la pepita. Son las últimas familias de colonos del campamento los que se resisten a marchar, personajes ideados con una incrédula actitud de benevolencia, con la firmeza de los valores del buscador de oro Hull Barret, cuya digna voz les (nos) recuerda cuán profundas son sus raíces en aquel indómito lugar,.. buscadores que parecen no haberse visto aún corrompidos por la crueldad del entorno humano: la ingenuidad de Spider de llevar a la ciudad su recién hallada enorme pepita con la única compañía de sus dos hijos, la envidia no visible que aquel descubrimiento pudo acarrear para los otros buscadores y que podríamos intuir ampliando la narración de lo que NO se nos cuenta porque imagino así lo quisieron sus creadores, o la temeridad de la joven Megan de cabalgar sola por el yacimiento minero de LaHood, como si con ello se desmostrase a sí misma y a él (el hombre de su plegaria) su valía e independencia como mujer, no ya como niña, momentos y actitudes de hiriente insensatez que ponen al descubierto la brutalidad física y sexual del relato. 

e46mbP0

La música lleva en su partitura la firma de Lennie Niehaus, un tema principal francamente excelso y atmosférico. Envuelve una bruma apocalíptica y atormentada. Algo tenebroso, pero también salvador, se aproxima. El predicador arrastra un pasado que desconocemos. Es un fantasma impenetrable, un ángel de la muerte recién llegado. Los siete jinetes del Apocalipsis y su peculiar indumentaria de gabardina color marrón (incuestionable la influencia deudora del genio italiano Sergio Leone, uno de sus queridos Maestros) son grandiosos por la presencia interpretativa de John Russell: su expresión facial, de mirada irascible, oscura y penetrante, y su gesto y caída al hilo de la muerte… Sencillamente único.
El jinete pálido es, además, una historia de amor de dos mujeres, madre e hija, que se enamoran de la misma “aparición”, de lo inaccesible y protector. La fe no es ya consuelo absoluto para Megan, que desea no temer a nadie. Pero necesita un milagro, necesitan que Dios les demuestre más que su existencia su protección. Su plegaria y la llegada del hombre fantasma el mismo día que reza para que acontezca el milagro, se suman a una atracción inevitable para ella. Su madre, Sarah, curtida por el abandono de su marido y la dureza de la vida, tendrá una muy deseada «despedida consumada» antes de jurar fidelidad eterna a quien no ama, un acercamiento también deseado y confeso por la hija adolescente finalmente no correspondido y respetado por el hombre. Es un momento delicadísimo, hermoso y muy, muy sensible. Ambos momentos lo son.
Epílogo bienaventurado / ingeniosamente ególatra de El jinete pálido / Clint Eastwood (más maduro en su combinada propuesta de protagonismo y realización artística), de un predicador-pistolero donde él sólo se enfrenta a una legión de asesinos a sueldo, hombres de placa y falso valor de ley. La heroicidad y valentía del “héroe” forastero solitario es un rasgo propio de la identidad temática westerniana de Clint. Su pasado está de vuelta; ambos se desafían mutuamente. Una sucesión de imágenes que culminan con un hermoso eco de amor y gratitud clamando a los cielos, otra despedida para el jinete venido de otro mundo quien, cumplida su venganza, recuperados los espíritus y equilibrada la balanza, ya no volverá la vista atrás. Y la Naturaleza, sus blancas laderas y cumbres del más allá,…esa portentosa protagonista de páramos cautivos que a todo otorga una belleza abrumadora, pura y fresca, absolutamente a todo.
Western, I : Rider Pale (El jinete pálido, 1985), de Clint Eastwood.

Bocetos y fotogramas: Analogías (II)

“Por primera vez en la historia del cine la arquitectura fílmica alcanzaba, más allá de lo decorativo e incluso clandestinamente, el estatus de un intérprete más”.
(Helmut Weihsmann)


1. Boceto de Alexandre Trauner para el apartamento de C.C. ‘Bud’ Baxter.
The apartment / El apartamento (Billy Wilder, 1960)


2. Boceto de Alexandre Trauner.
Fedora (Billy Wilder, 1970)


3. Celda. Diseño de Hermann Warm, pintor vanguardista de inquietudes cubistas. 
Das Kabinett des Dr. Caligari / El gabinete del Dr. Caligari (Robert Wiene, 1920)


4. Diseño de Hermann Warm. El sonámbulo Cesare subiendo por los tejados.
El gabinete del Dr. Caligari (Robert Wiene, 1920)


5. Diseño de Hermann Warm, con la colaboración de Walter Reimannn y Walter Röhrig.
El gabinete del Dr. Caligari (Robert Wiene, 1920)


6. Dibujo de preproducción de Ray Simm.
Foreign correspondent / Enviado especial (Alfred Hitchcock, 1940)


7. Dibujo de Eric Kettelhult.
Metrópolis (Fritz Lang, 1927)


8. Laboratorio diseñado por Hermann Rose.
Frankenstein (James Whale, 1931)


9. Boceto del decorador y diseñador de vestuario Robert Herlth.
Fausto (F. W. Murnau, 1926)


10. Boceto de Gil Parrondo.
Hotel Danubio (Antonio Giménez Rico, 2003)


11. Dibujos de Sergei M. Eisenstein.
Ivan Groznyy / Iván el terrible (Sergei M. Eisenstein, 1944)


 

Pinturas y fotogramas: Analogías (III)

“¡Oh, desdichada de mí!¡Haber visto lo que vi y ver ahora lo que veo”.
(Ofelia)


1. Ophelia / Ofelia (John Everett Millais, 1852). Arquetipo femenino de la pintura de la escuela prerrafaelista: frágil, etérea y espiritualizada. 
Hamlet (Laurence Olivier, 1948)



2. Hamlet y el espectro de su padre (William Blake, 1806). 
Metrópolis (Fritz Lang, 1927)



3. Ophelia / Ofelia (John Everett Millais, 1852). 
Miss Julie / La señorita Julia (Liv Ullmann, 2014)



4. Interior (Vilhelm Hammershøi, 1899). 
Miss Julie (Liv Ullmann, 2014)



5. La torre roja (Giorgio de Chirico, 1913). Pintura metafísica, fuente de inspiración para artistas surrealistas.
Il deserto rosso / El desierto rojo (Michelangelo Antonioni, 1964)



6. Las Meninas o La familia de Felipe IV (Diego Rodríguez Velázquez y Silva, 1656)
El perro del hortelano (Pilar Miró, 1996)



7. Doña Juana la Loca (Francisco Pradilla y Ortíz, 1877).
Locura de amor (Jaime de Orduña, 1948)



8. El rey Lear y el bufón en la tormenta (William Dyce, 1851).
RAN (Akira Kurosawa, 1985)



9. Hamlet and his mother (Eugéne Delacroix, 1849). Polonio se oculta detrás de las colgaduras del aposento de la reina Gertrudis.
Hamlet, el honor de la venganza (Franco Zeffirelli, 1990)



10. Otelo y Desdémona (Antonio Muñoz Degrain, 1881).
The Tragedy of Othello: The Moor of Venice (Orson Welles, 1952)



11. A rake’ s progress: The madhouse (William Hogarth, 1735).John Soane’s Museum, London.
Bedlam, hospital psiquiátrico (Mark Robson, 1946)


 

«XXV títulos cinematográficos genuinos del expresionismo alemán».

EXPRESIONISMO (cine): Movimiento pictórico vanguardista nacido en Múnich en 1910, corriente deformadora de la realidad subjetiva y plasmadora de los tormentos del subconsciente del artista. Inquietante, irracional, plásticamente gótica, oscura, onírica, pesadillesca y retorcida… cargada de claroscuros.
1.⌊EL GABINETE DEL DOCTOR CALIGARI⌋ (Das Kabinett des Dr. Caligari)
Robert Wiene, 1919. Fotografía: Willy Rameister

El gabinete del doctor caligari.png

2.⌊NERVIOS⌋ (Nerven)
Robert Reinert, 1919. Fotografía: Helmar Lerski

Resultado de imagen de nerven 1919

3.⌊EL GOLEM⌋ (Der Golem, Wie er in die Welt kam)
Paul Wegener & Carl Boese , 1920. Fotografía: Karl Freund

Paul Wegener  - Der Golem (1920) coming to get you.png

⌊CINE PARCIALMENTE PERDIDO: EL GOLEM⌋ (Der Golem)
Henrik Galeen & Paul Wegener, 1915. Fotografía: Guido Seeber

Imagen relacionada

4.⌊GENUINE: A TALE OF A VAMPIRE⌋ (Genuine)
Robert Wiene, 1920. Mediometraje. Fotografía: Willy Hameister

Resultado de imagen de genuine a tale of a vampire

5.⌊ALGOL: LA TRAGEDIA DEL PODER⌋ (Algol – Tragödie der Macht)
Hans Werckmeister, 1920.FotografíaAxel Graatkjær, Hermann Kircheldorff 

Resultado de imagen de algol la tragedia del poder Sigue leyendo

Bocetos y fotogramas: Analogías (I)

 ♦DIRECTOR ARTÍSTICO: “La persona responsable del diseño y la apariencia de todo el entorno físico en el que los actores y actrices trabajan. El director artístico debe diseñar y supervisar la construcción de decorados; asesorar en los criterios a seguir y después ocuparse de reformar las localizaciones fuera del estudio; responsabilizarse de la decoración de los escenarios y de la selección de atrezzo; diseñar vestuarios o responsabilizarse de que sean los más adecuados para la decoración total de la película, y, a veces, preparar los bocetos de continuidad para el rodaje. Artista por derecho propio, el director artístico debe tener también un conocimiento de todos los asuntos técnicos del lenguaje cinematográfico, incluyendo cámaras, material cinematográfico, lentes, color y efectos especiales, así como familiaridad con los cálculos presupuestarios. Él o ella supervisa el departamento artístico, que tiene una amplia variedad de profesionales para realizar estos trabajos.  Para producciones mayores y más ambiciosas, esta figura es ahora frecuentemente denominada diseñador de la producción, y el diseñador de escenarios es a veces denominado director artístico”(1).


1. Boceto de los decoradores artísticos Richard Sylbert y W. Stewart Campbel. 
Chinatown (Roman Polanski, 1979)



2. Boceto de John Box. Cera caliente y cubos de agua helada.
Doctor Zhivago (David Lean, 1965) 



3. Boceto del decorador Hilyard M Brown.
The Night of the Hunter / 
La noche del cazador (Charles Laughton, 1955)



4. Storyboard de Akira Kurosawa, pintor.
Hachigatsu no kyôshikyoku / Rapsodia en Agosto (Akira Kurosawa, 1991)



5. Storyboard dibujado por Emil Hasler
M/M, el vampiro de Düsseldorf (Fritz Lang, 1931) 



6. Boceto de Luciana Arrighi.
The remains of the day / Lo que queda del día (James Ivory, 1993) 



7. Boceto de Hein Heckroth. Óscar en el apartado de dirección artística.
The red shoes / Las zapatillas rojas (Michael Powell & Emeric Pressburger, 1948)



8. Boceto para el pueblo irlandés de Stephen Grimes, encargado del diseño de producción y que sirvió de inspiración para el director artístico Roy Walker
Ryan’s daughter / La hija de Ryan (David Lean, 1970)



9. Boceto de Alexander Trauner
Le Quai des brumes / El muelle de las brumas (Marcel Carné, 1938)



10. Boceto de Henry Bumstead.
Vértigo (Alfred Hitchcoch, 1958)



11. Boceto de las oficinas del director de arte Alexandre Trauner
The apartment / El apartamento (Billy Wilder, 1960)


«Para ser decorador de cine conviene tener unos conocimientos casi enciclopédicos, aunque quizás sin llegar a ser maestro en nada, en profundidad(…) El arco de situaciones con el que puede tener que enfrentarse es casi infinito como resultado de las mutaciones o permutaciones que pueden surgir de los condicionantes: Especie, Época, Lugar y status del ambiente.

En cuanto a la Especie, puede ser infinita, desde una estancia a un volcán, pasando por un submarino o un cohete espacial. La época es también amplísima, pudiendo suceder en la Prehistoria, o incluso antes de la Creación, hasta la mayor fantasía del mundo. Un tema de determinada especie y época puede estar situado desde la selva o el fondo del mar hasta el espacio, pasando por cualquier lugar de nuestros continentes.

En cuanto al status de ambiente, también es un arco casi inacabable de situaciones, tales como miseria, esplendor, corrupción, vida rural, vida burguesa, etc., etc. Y todo ello ha de reflejarlo el decorador para “situar” perfectamente la acción y los personajes (2) ».

(1)Vocabulario cinematográfico en uso (Ira Konigsberg: The Complete Film Dictionary, Washington, Library of Congress, 1987).

(2) Extracto Entrevista con Enrique Alarcón (Revista trimestral de cine Nickel Odeon, 2002, nº27, pág. 103).

Pinturas y fotogramas: Analogías (II)

“Una pintura es una fotografía hecha a mano”.
(Salvador Dalí)


1. Frederic Remington, The stamped/ La estampida, 1908. Óleo sobre lienzo.
La legión invencible (The wore a yellow ribbon, John Ford, 1949) Tormenta en Monument Valley, fotografiada por Winton C. Hoch



2. Frederic Remington, Downing the Nigh Leader, 1904. Óleo sobre lienzo).
La diligencia (Stagecoach, John Ford, 1939)



3. Frederic Remington, Fight for the waterhole, 1903. Óleo sobre lienzo).
Tres padrinos
(The three Godfathers, John Ford, 1948)



4. Edward Hopper (Mañana en Carolina del Sur, 1955).
Centauros del desierto 
(The Searchers John Ford, 1956)



5. Robert E. Mcginnis (Red River Valley, 1955)
The Hateful Eight 
(Los odiosos ocho, Quentin Tarantino, 2015)



6. Robert Edward McGinnis (Ethan, 1980). Homenaje del pintor al actor John Wayne.
Centauros del desierto 
(The Searchers, John Ford, 1956)



7. Robert E. Mcginnis (Ethan, 1980). Detalle.
Centauros del desierto (The Searchers, John Ford, 1956)



8. Del grabado al fotograma (I): Ilustración de Frederic Remington para The Century; a popular quarterly. Vol 37, Issue 6, Abril 1889. Marcha por el desierto con los soldados buffalo.
 La legión invencible
(The Wore a Yellow Ribbon, John Ford, 1949)



9. Del grabado al fotograma (II): Ilustración de Frederic Remington para The Century; a popular quarterly. Vol 37, Issue 6, Abril 1889. Obra gráfica.
 El sargento negro
(John Ford’ Sergeant Rutledge, john Ford, 1960)



10. Del grabado al fotograma (III):Ilustración de Frederic Remington para The Century; a popular quarterly. Vol 37, Issue 6, Abril 1889. Campamento.
 El sargento negro
(John Ford’ Sergeant Rutledge, john Ford, 1960)



11. Frederic Remington, Rounded-up (1901) Óleo sobre lienzo.
 Fort Apache
(John Ford, 1948)


“Entre el cine y la pintura también existen falsos encuentros”.


12. Ilustración “A misdeal” (Frederic Remington, 1897).
The man who shot Liberty Valance / El hombre que mató a Liberty Valance (John Ford, 1962). Western interior, de cámara y crepuscular.



13. Method of Sketching among indians. Frederic Remington, Century 38, july, 1889.
She Wore a Yellow Ribbon / La legión invencible (John Ford, 1949)



14. Peach Blossoms (Winslow Homer, 1878).
A quiet Man / El hombre tranquilo (John Ford, 1952)