Los Renfield (elegidos) de Drácula. “Señor, danos una brizna de locura que nos libre de la mortalidad.”

Imagen relacionadaI. NOSFERATU, EINE SYMPHONY DES GRAUENS (1922, F. W. Murnau) Alexander Granach.
Resultado de imagen de dwight frye dracula II. DRÁCULA (1931, Tod Browning) Dwight Frye.

Sigue leyendo

Anuncios

A propósito de Goya y Welles.

Resultado de imagen de disparate de miedo goya museo del prado

Disparate de miedo (1815 – 1819). Aguafuerte, Aguatinta, Bruñidor, Punta seca, Estampación con entrapado sobre papel avitelado, ahuesado, 337 x 502 mm.
Cuando este amante empedernido de España (Orson Welles) se acercó a Goya, quedó sorprendido y perplejo por tanto sueño torrencial, alucinado y salvaje. Además de conocer el Museo del Prado, debió obtener algunas reproducciones de sus aguafuertes, especialmente del libro Disparates o Proverbios, láminas inventadas por Don Francisco de Goya, Madrid 1864, al que pertenece Disparate de miedo (Folly of fear), que enriquecieron su arsenal de imaginero.
Se lee en Mr. Arkadin, novela de Orson Welles: Había una multitud. Casi todos los presentes llevaban un disfraz inspirado en alguno de los personajes de Goya, cuya obra era el lema del baile de aquel año. Esta escena de Mr. Arkadin, la película, se rodó en el Claustro de San Gregorio (Valladolid).
Mr. Arkadin (1955)
Dijo Juan Cobos, que dijo Juan Manuel de la Chica: Estando una vez con Orson me contó que en el Ministerio de Información y Turismo no había caído muy bien su trabajo. Por ejemplo, había hecho un montaje en paralelo entre las pinturas negras de Goya y los tipos de España de los 60, demostrando lo poco que habían cambiado las cosas.
Peter Bogdanovich, en su libro Ciudadano Welles, pregunta a Orson Welles: ¿De dónde sacaste la idea de aquellas máscaras, que parecen de Goya, que figuran en la fiesta?
Orson Welles:¡No parecen de Goya! Cada una de ellas es una exacta reproducción de un aguafuerte de Goya.
P.B.:¿Por qué decidiste hacerlo?
O.W.: ¿Por qué no? Si se da una fiesta en España…
A propósito de Goya y Welles. Por Luis Revenga (Nickel Odeon, Revista Trimestral de cine. Otoño 1999, nº16, pág. 280-281)

Pinturas y fotogramas: Analogías (I)

“Yo no busco, yo encuentro”.
(Pablo Ruíz Picasso)
1. San Francisco de Borja y el moribundo impenitente (Francisco de Goya, 1788) Detail
Nosferatu: Phantom der Nacht (Werner Herzog, 1979).
2. El amor y la muerte (Obra gráfica Los caprichos, de Goya (1797-1799)                                       Nosferatu, (eine Symphonie des Grauens, 1922), de F. W. Murnau
3. Estampa nº 71 Contra el bien general (Obra gráfica Desastres de la guerra, 1863)                 Nosferatu, (eine Symphonie des Grauens, 1922), de F. W. Murnau.
4. El entierro de la sardina (Francisco de Goya, 1812)
Domingo de Carnaval (Edgar Neville, 1944)
5. La familia de Carlos IV (Francisco de Goya, 1800) Detalle
Passion (Jean-Luc Godard, 1982)
6. El 3 de mayo de 1808 en Madrid: los fusilamientos en la montaña del Príncipe Pío (Francisco de Goya y Lucientes, 1814)
El acorazado Potemkin (Sergei M. Eisenstein, 1925)
7. El 3 de mayo de 1808: los fusilamientos en la montaña del príncipe Pío (Francisco de Goya, 1814) Detalle
Passion (Jean-Luc Godard, 1982). Detalle
8. El 3 de mayo de 1808: los fusilamientos en la montaña del príncipe Pío (Francisco de Goya, 1814) Detalle
Passion (Jean-Luc Godard, 1982) Detalle
9. El 3 de mayo de 1808: los fusilamientos en la montaña del príncipe Pío (Francisco de Goya, 1814) Detalle
Passion (Jean-Luc Godard, 1982) Detalle
10. Duelo a garrotazos o La riña (Francisco de Goya, 1820-1823)
Llanto por un bandido (Carlos Saura, 1963).

Goya en la Quinta del Sordo: una actitud rupturista en el capítulo VI.

Resultado de imagen de duelo a garrotazos goya

1819-1823. Te recluyes en una finca situada a las afueras de Madrid conocida como “La quinta del sordo”. Aquel será tu refugio, tu tormento… pero no tú destino final. 

1824-1828: Pides licencia al rey Fernando VII para viajar a Francia al balneario de Plombiéres (una excusa para huir de la persecución y la decadencia, en busca de descanso y libertad…): “Para mitigar las enfermedades y achaques que le molestan en su avanzada edad, solicita licencia con sueldo por seis meses para tomar las aguas medicinales de Plombiére que los médicos le han aconsejado. Es gracias que espera alcanzar del generoso corazón de V. M., cuyos reales pies besa (imagino lo escribiste con la “lengua entre los dientes”). Dos de mayo (otra vez) de 1824.” Una vez en Burdeos, fijas definitivamente tu residencia. En lo que tardas en recibir la visita de Hades, el 16 de abril de 1828, sólo visitarás España por motivos administrativos, y durante tu exilio francés crearás las obras Toros de Burdeos, la lechera de Burdeos (la atribución de su autoría aún no exenta de dudas) y don Juan Bautista de Muguiro.

Punto y final. Ahora, el otro Goya:

Sigue leyendo

Series clásicas: GOYA (1985). Capítulo V: “Yo lo ví…”

FM0024101-e1431029484577.jpg

Véase “Murió la Verdad”, estampa nº 79 de la serie “Los desastres de la guerra” (1810-1815). En el centro de la composición, la bendición del obispo al cuerpo de la joven que yace tendida alude a la restauración de los privilegios de la Iglesia tras la abolición de la Constitución de 1812.

1808-1814. Guerra de la Independencia Española. El Maestro Goya viaja a Zaragoza, llamado por el General José de Palafox, para pintar los episodios de la heroica defensa frente a los franceses. Un año después jura fidelidad al rey francés José Bonaparte I. En este periodo pintará  “Alegoría de la villa de Madrid”  (la de veces que tuvo que borrar los retratos del cuadro oval),“Los desastres de la guerra”, “El dos de mayo” y “Los fusilamientos de la Moncloa”, entre otros.

Sigue leyendo

Series clásicas: GOYA (1985). Capítulo IV: LA FAMILIA DE CARLOS IV

Resultado de imagen de familia de carlos IV GOYA

1799. Goya es nombrado primer pintor de cámara del rey. La incomprensión y la persecución a manos de la Inquisición llevan al artista a donar Los caprichos al monarca español, y como compensación, su hijo Javier se hace beneficiario de una pensión vitalicia.

1800-1801. Retrata a la familia de Carlos IV y, como trasfondo, el oscuro maniqueísmo del preceptor del infante Fernando, el canónigo Juan Escóiquiz, una figura que ejerce una influencia manipuladora sobre el infante.

Sigue leyendo