VAMPYR. Sígueme. La Muerte espera.

Resultado de imagen de vampyr 1932
Resultado de imagen de letra gotica FANU, el creador de historias de fantasmas y genio dublinés del terror que despierta en el Maestro Dreyer un interés profundo. Habladurías, se dicen (decimos) muchas habladurías pero, por encima de todo, «Vampyr» es absolutamente concebida por su autor como obra fílmica realista, que trasciende lo sobrenatural e incognoscible.
Quizás en las profundidades de «Vampyr» esté la «metamorfosis del horror»fuerzas físicas y psíquicas transfiguradas dentro de espacios espiritualmente paralizados por espectros inertes, ya sean estos espacios las estancias de una posada apartada del mundo, las de un castillo, los jardines del Edén o a orillas del río, el mismo río que, tomado imaginariamente, parece conducirnos hasta Estigia. Todos lugares elegidos para propagarse. 

Imagen relacionada

Resultado de imagen de letra P GOTICAERTURBADORES los cortes súbitos entre escenas, la asincronía de una obra cautelosa al alba del sonoro. Una maravilla su tratamiento heterodoxo y experimental, tan desconcertante que nos expulsa e introduce por completo de casi todo; la morfología de espacios inverosímiles o los encuadres surreales a los pies de la muerte. Fascinante.

Resultado de imagen de dreyer vampyr

letter-s.jpgENSACIONES punzantes debajo de la garganta para la víctima sonámbula de la arpía vampiro. Voces y ecos fantasmales a través de los jardines de Courtempiere requieren a la débil muchacha… Un libro sobre vampirología que es omnisapiente y partícipe de instantes terroríficos. El poder de la sumisión, asistir a la consumación de la propia exequia. Languidez por la casi extingida llama vital. Desdoblamiento del Ser espiritual y corpóreo. Miradas idas sumidas en un trance etéreo…

Imagen relacionada

LaResultado de imagen de letra gotica M UERTE del doctor, siervo de la vampyr, en el interior del molino harinero, asfixiado lentamente por el grano molido, es simultaneado con la aparición del joven Allan Gray junto a Giséle, la muchacha no poseída por la vampira después de que ésta sea rescatada de una tortura masoquista que jamás se deja ver. Es ya en el “epílogo” de la obra donde la música, creada por Wolfgang Zeller, digamos se revela sentimentalmente de maneras dramáticamente delicadas ante el movimiento severo de los engranajes del molino y ante el sentimiento asfixiante tremendamente angustioso que provoca la muerte del vasallo, musicalizada en su último minuto con una melodía «viva y esperanzadora» de la joven pareja recorriendo los jardines a la luz del sol.
Vampyr (1932), de Carl Th. Dreyer. Manuscrito de Christen Jul.
Misterio inabarcable. Consciencia débil.  
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s