Roger Thornhill.

49e9283b7c2d74700e821622292f53c8--hitchcock-film-alfred-hitchcock
Roger Thornhill (Cary Grant), en North by Northwest (1959), de Alfred Hitchcock.

NORTE por noroeste. Puntos cardinales que desorientan y enloquecen hasta hacernos perder el rumbo. Eres tú, el ejecutivo de publicidad de Manhattan, Roger O. Thornhill, quién ahora te hallas sin brújula por el escabroso terreno de lo secreto, de lo encubierto. Una vida de apariencias: es el arte del engaño. La realidad es frágil cuando otros determinan tu identidad, cuando ya no sabes en qué creer y tu vida se traduce en una identidad intercambiable puesta a la intemperie. Le arrebataste un taxi a un cliente con una de tus sutiles y habituales artimañas del engaño, y dijiste que en el mundo de la publicidad no existe la mentira; si acaso debería llamarse exageración (tu secretaria Maggie hizo una llamada y así lo relató). Vayas a donde vayas, cualquier entorno te parece amenazante, aunque tu rostro en ocasiones lo disimule. Estás acostumbrado a un hábitat hipercompetitivo, donde persigues una dirección concreta y sobre la que tú siempre tomas el control, pero todo cambia cuando te ves envuelto en una trama de espionaje que hace cambiar tu rumbo hacia una dirección que te desorienta. Incluso el cielo es amenazante.

Sigue leyendo

Anuncios